Ejercite su cerebro

Loading...

sábado, 27 de agosto de 2016

Ocoa le dobló el brazo a Trujillo, le doblará Pedro Alegría el pulso a Ocoa?

Harris Castillo.- Ser provincia de la República Dominicana, dentro del irracional proceso de atomización territorial al que nos hemos abocado en los últimos veinte años, es un privilegio al que la común de San José de Ocoa se resistió ya a mediados de la década del 50, según cuenta Agustín Concepción en su libro “Un siglo de vida Ocoeña”.

Desde la creación de la común, por decreto del primer presidente de la República, General Pedro Santana, en 1958, cuatro han sido los intentos de cambiarle el nombre a San José de Ocoa, contando con el intento presente del senador Pedro Alegría.

Se cuenta que el dictador Rafael L. Trujillo Molina, se enfadó grandemente cuando los Ocoeños rechazaron el nombre de su abuelo paterno José Trujillo Monagas para la nueva provincia de Ocoa, prefiriendo seguir como común de la provincia que llevaba el nombre de su padre José Trujillo Valdez, posteriormente nombrada Peravia.

El segundo intento, según fuentes de entero crédito, fue el proyecto sometido por el diputado Gory Segura, que buscaba el cambio de nombre de la ya creada provincia de San José de Ocoa, conservando el municipio el topónimo que nos da el gentilicio.

El tercer intento, es el relativo al cambio de nombre del municipio, sometido por el senador Pedro Alegría a finales de su segundo periodo legislativo.

Estos tres intentos de cambio de nombre de San José de Ocoa, tienen en común que han fracasado.
La oposición del los Ocoeños a la voluntad del dictador, fortaleció el orgullo Manielero por su nombre y parece una batalla improbable de ganar por parte del senador Alegría, que vuelve a poner en el tapete el debate.

Otro aspecto que comparten estos proyectos que buscan convertir a San José de Ocoa, primero en la provincia José Trujillo Monagas y luego en provincia o municipio Padre Luis Quinn, fue señalado por el insigne munícipe Mignolio Pujols, en las vistas públicas realizadas en el año 2010 a solicitud del diputado Francis Mancebo y que recoge el pionero de los periódicos digitales o Blogs Ocoeños, el desaparecido Theoc Mac del señor Odonnell Casado: “El abogado Dr. Mignolio Pujols, manifestó que siempre han querido cambiarle el nombre a Ocoa y ni Trujillo pudo. Entre otras cosas agregó que ninguno los que han propuesto este cambio de nombre son netamente ocoeños y que no han salido del ombligo de las montañas de Ocoa.”

Pedro Alegría y Gory Segura, son Ocoeños como el que más. Su vocación de servicio y sus aportes a nuestro pueblo, supera la labor de muchos, por mucho. Es por ello que Ocoa, un pueblo agradecido, le ha premiado con la representación congresual, pero como dice el letrado jurista Mignolio Pujols, no nacieron en Ocoa  y su pasión por el Maniel, por monumental que sea, no supera el amor de quienes tienen sembrado su ombligo en esas bellas montañas.


Ocoa le dobló el brazo a Trujillo, podrá el senador Pedro Alegría doblarle el pulso a Ocoa?


jueves, 21 de julio de 2016

Por el futuro de nuestro pueblo.


Harris Castillo.-Toda actividad humana aparece difícil, a la luz de la ignorancia que podamos tener sobre la misma. A pesar de las pocas limitaciones físicas de la casi totalidad de los seres humanos, nos seguimos maravillando por eventos o acciones de otros miembros de la especie, en el entendido de que nuestra falta de algunos dones o talentos nos hacen incapaces de igualar dichas acciones. Y vemos como sobrenatural que un individuo con ciertas limitaciones físicas, pueda llevar a cabo acciones difíciles para quienes no las tienen.

Sin pretender entrar en el campo de la sicología, nuestra ignorancia sobre las capacidades físicas propias y la poca exploración y ejercicio a nuestro entramado de circuitos cerebrales, nos impiden ejecutar acciones extraordinarias. Peor aún, nos impiden ver como normal lo que somos incapaces de hacer.

El ser humano obedece a una especie de Sanción Social que, según Robert Cialdini, nos convierte en autómatas seguidores de las acciones o creencias dominantes en nuestro entorno. Eso explica en parte, por qué la pobreza reproduce pobreza y la riqueza reproduce riqueza.

Será entonces que existe una sicología colectiva que reproduce lo que ya existe? Las evidencias son contundentes. Nuestros pueblos siguen siendo tan pobres o más, de lo que fueron cincuenta años atrás.
Claro que la pobreza medida con los parámetros “científicos” de los organismos que trabajan el tema, no refleja los aspectos sicológicos que dan forma a la cotidianidad del individuo.

Medido en acceso a servicios básicos, esperanza de vida al nacer como consecuencia de la mayor disponibilidad de dichos servicios y un ingreso que para ciertas regiones del planeta es un lujo mientras para otras resulta risible, la pobreza aparece como un asunto meramente material. Es posible que dicho enfoque sea responsable en gran medida, de la reproducción de una pobreza extrema, tanto en lo material, pero peor aun en el aspecto de la satisfacción personal.

De acuerdo a esta sicología social o colectiva, seguiremos siendo pobres en cien años, tanto o más de lo que somos hoy. Sin embargo ella misma nos ofrece una salida, que nos permitiría revertir esa abominable sentencia.

Todo pueblo cuenta con líderes naturales, personas que han trascendido y que por tanto juegan un papel determinante en la formación de la sicología del conglomerado, tanto como símbolos del logro material, y como referentes por su apego a principios éticos y morales heredados y en escasa medida aprendidos.
La incapacidad de dichos líderes en actuar de manera conjunta, no solo para alcanzar metas materiales, si no y más importante, para moldear una sicología social con más sentido de pertenencia a un conglomerado y por vía de consecuencia más satisfacción personal, ha marcado entre otras razones, el camino que transitamos hoy.

Si queremos revertir el proceso degenerativo en el aspecto social, debemos exigir la integración unánime de nuestros líderes (Profesionales, religiosos, comunitarios, empresariales, políticos, deportivos y gremiales), con el objetivo de diseñar el modelo de sociedad a la que aspiramos en los próximos veinte años. Lo material se lo exigimos a los gobiernos.


Y como las ideas, propuestas o sugerencias, cuando se dejan al aire con él se marchan, considerando como relevante para nuestro futuro lo antes expuesto y sin consulta previa, sugiero que el primer paso en este sentido sea responsabilidad de dos Ocoeños ilustres, entre los tantos con que contamos,  que han mostrado compromiso y que gozan del reconocimiento de toda la sociedad: Milciades Mejía y Félix Juan Mancebo.  Por el futuro de Ocoa, se animan?


viernes, 27 de mayo de 2016

“GRANDES RETOS PARA NUEVAS AUTORIDADES”

El Martes 17 de Agosto del año 2010, publicamos este artículo que presentamos a continuación, en razón de la juramentación de los nuevos representante congresuales para el periodo 2010 2016.

Sin cambios, es un artículo que encaja perfectamente en la coyuntura actual y que hemos querido reproducir, en virtud de la necesidad, en mi opinión, de no aplicar el borrón y cuenta nueva como mecanismo de olvido. La contienda que finalizó el pasado 15 de Agosto del presente año, nos debe dejar lecciones para no repetir en el venidero proceso del 2020 y eso solo es posible si reflexionamos sobre las mismas y aplicamos correctivos.

Hasta Agosto, estaremos publicando nuestros pareceres, sobre un proceso que acelera variables, reitero que a nuestro entender, que en nada ayudan al desarrollo provincial.

A partir de entonces y durante, haciendo acopio de esa filosofía positivista a la que aspiramos, deberemos arrimar los hombros, cada Ocoeña y Ocoeño, con nuestras autoridades para seguir puliendo una visión de conjunto que nos lleve al estadio deseado.

“Agosto 17, 2010”
“GRANDES RETOS PARA NUEVAS AUTORIDADES”

“Ya tenemos nuevas autoridades. Bueno en realidad nuevos actores, puesto que la política dominicana es más una obra de teatro (muy mala), que el arte o la ciencia más pura, después de la filosofía, como dijo nuestro patricio, Juan Pablo Duarte.

A pesar de que tenemos una nueva constitución, promulgada por el presidente Fernández, a penas en enero pasado, en una reunión con los senadores morados, es el propio presidente que les recuerda que dentro de sus grandes retos como legisladores, está el de adecuar la constitución. Si, usted leyó bien, adecuar un instrumento que se acaba de “consensuar”. Será en el aspecto de la reelección?.

Es cierto que los retos son grandes, muchos, si tuviéramos un congreso mínimamente independiente, pero la historia los desmiente y el presente los obliga a ser menos independiente que antes. Por qué? Porque son el fruto de una voluntad popular condicionada por el uso y abuso de los recursos del estado, para imponer sus aspiraciones.

En el caso de Ocoa, nuestra patria chica, nuestras nuevas autoridades tienen retos importantes que afrontar.
El mayor problema que nos aqueja es la falta de empleo. En una provincia agrícola, este debe ser el eje sobre el cual se planifique la generación de empleos y el desarrollo de Ocoa.

El agua potable, un dolor de cabeza de varias décadas, representa un problema vergonzoso en una provincia que suple del preciado líquido a otras poblaciones, enclavada en la cordillera central, nacimiento de varios afluentes.

La inseguridad ciudadana, la drogadicción, educación y salud, así como el crecimiento urbanístico desordenado, son temas que deben abordarse.

La deforestación acelerada a que está sometida toda la geografía de la provincia. Los abusos de gente de poder contra los recursos naturales. La indiferencia de los funcionarios frente a la degradación del medio ambiente, son elementos que exigen una seria evaluación y correctivos inmediatos.


Por lo demás, y a pesar de la forma en que algunos alcanzan sus posiciones, debemos mirar hacia el futuro y no solo desear que las nuevas autoridades tengan un buen desempeño, sino ayudarles a que así suceda. Apostar a su fracaso, es apostar a que nuestro pueblo siga postrado en el atraso.”

lunes, 16 de mayo de 2016

Pedro ha logrado un imposible.


“Le ofrezco como pago por su obra, el placer del sacrificio y la ingratitud probable de los hombres”.

Harris Castillo.-Es una frase que todo político debe interiorizar, pues en su camino tropezará mas de una vez con esta espantosa realidad y fue el ofrecimiento hecho por el prócer de la independencia cubana, José Martí, cuando vino a Monte Cristi a solicitarle al Banilejo Máximo Gómez que dirigiera el ejercito independentista en Cuba.

Es lo que seguro sintió Pedro Alegría en el 2010, luego de haber representado con altura a nuestra provincia por ocho años, y es lo que debe estar sintiendo Carlos Castillo, luego de 6 años de una productividad extraordinaria, “el placer del sacrificio” y “la ingratitud de los hombres”, que en ambos casos no es probable sino probada.

Pedro es un digno ejemplo de perseverancia, Carlos deberá  cultivar paciencia. Los pueblos, no solo el nuestro, tienen memoria corta.

Contra todo pronóstico, Pedro Alegría ha logrado un imposible. Imponerse sin partido, sin estructuras, un elemento de gran peso en la política del patio, donde el sentimiento juega dos a uno sobre la razón, ya habla de la dimensión de su figura.

Imponerse a un liderazgo construido por años en un PLD disciplinado, en un PRD histórico, impregnado en todos los estamentos sociales, incrementa dicha dimensión.

Imponerse a una gestión extraordinaria del senador Carlos Castillo, que marca un antes y un después no solo para el desarrollo material sino además y más importante, en su capacidad de generar una visión trascendental sobre nuestro futuro como pueblo, agiganta esa dimensión.

La proeza de Alegría es más que gigante y confirma el axioma de que cuando se tienen metas claras, el éxito está asegurado, aun en los escenarios más oscuros, tener claro el propósito ilumina el camino. Pedro sabía hacia donde se dirigía.

Mucha tinta se empleará en estudiar este fenómeno, que desde el punto de vista electoral marcará la pauta de venideros procesos, y desde el punto de vista sociológico dejará grandes lecciones, ojala y podamos aprender de ellas.

Hoy es un día histórico en la pequeña patria chica. Como en toda competencia hay competidores vencedores y competidores vencidos, pero el pueblo debe estar por encima de todos y esa es una responsabilidad compartida, que cada uno debe asumir con valentía y humildad y colaborar con Alegría, desde los espacios de cada quien, para que pueda superar con éxito la gestión transformadora de Castillo, tarea difícil que Pedro sabrá sortear pues ha demostrado pericia en la navegación


Parafraseando al ex juez de la Cámara de Cuentas, ilustre Ocoeño Osiris Martínez, “La política es una carrera de resistencia”, Pedro es un maratonista, un corredor de fondo. Pedro, ha logrado un imposible.